El Diseño Humano y la infancia

El Diseño Humano ofrece una oportunidad inigualable de criar a nuestros hijos sin alejarlos de su verdadera naturaleza, respetando su singularidad. La información que recibes te permite reconocer los atributos de su diferencia individual y la manera específica de tratar con cada uno de ellos.

Todo adulto implicado en su propio desarrollo individual se ve obligado a recorrer un camino doloroso: el de regreso a su naturaleza original, que quedó eclipsada por el condicionamiento continuo, y no cuestionado, del entorno familiar, cultural y social. Respetar la naturaleza de cada niño desde la infancia es ofrecerle el mejor regalo posible, ya que supone ayudarle a conservar dentro de sí su propio centro de gravedad, lo que le permitirá navegar el ineludible condicionamiento externo sin ser dañado o controlado por él. No es de extrañar, entonces, que se repita a menudo que el Diseño Humano es primordialmente para los niños, ya que son ellos los que más pueden beneficiarse con él de una manera inmediata, connatural y permanente.

Además de descubrir las claves de la diferencia individual de tus hijos, el Diseño Humano te enseña a descubrir también las características específicas de tu interacción con cada uno ellos. No se trata solamente de conocerte a ti mismo y conocer al niño, sino de descubrir asimismo qué es lo que sucede cuando estáis juntos. Aquí también, el todo es mayor que la suma de sus partes… Con el Diseño Humano puedes aprender a reconocer la mecánica concreta de tu relación con cada uno de tus hijos y también a discernir las características del grupo familiar en su conjunto y, dentro de él, el papel y los atributos de cada uno de sus miembros.

Existen dos Lecturas dedicadas específicamente a la crianza de nuestros hijos: la Lectura de Desarrollo Infantil y el Análisis del Núcleo Familiar.

En la sección “Descargas” de la Zona Miembros puedes acceder a artículos con las claves para la crianza de los niños de cada Tipo.